Cómo mejorar la concentración

 

  • REDUZCA LA ANSIEDAD: Debido a que usted puede atender solamente una cosa a la vez, la ansiedad acerca del trabajo, saludad, familia o finanzas dificultan la concentración, si es que no la hacen imposible. Usted se concentrará mejor si toma medidas para reducir la ansiedad, como por ejemplo, apagando la música cuando estudio, anulando cualquier ruido; si tiene algo urgente que hacer, hágalo primero, luego, estudie con calma.
  • SELECCIONE UN AMBIENTE FAVORABLE: La concentración se dificulta en los lugares ruidosos y con distracciones. Usted utiliza mucha energía simplemente bloqueando los estímulos de distracción. Seleccione un lugar libre de distracciones.
  • IDENTIFIQUE OBJETIVOS: Identificar claramente los objetivos de la lectura de antemano, lo ayuda a no perderse en los detalles y a motivarse por los beneficios por conseguir.
  • REDUZCA LA FATIGA: La lectura cuidadosa requiere una gran cantidad de energía. Es difícil concentrarse cuando uno está cansado. Póngase en forma para leer. Dedique los momentos del día en que se encuentre con mayor energía para realizar una actividad intelectual, no cuando estemos cansados.
  • OTÓRGUESE PREMIOS INMEDIATOS: Recompénsese con algo inmediatamente después de haber cumplido con alguna tarea. No espere al fin del semestre. Será más efectivo si se da un pequeño premio cada vez que avance un paso. Ejemplo, una caminata alrededor de la cuadra, escuchar una canción favorita, etc.
  • AMPLÍE SUS INTERESES: El interés en un determinado tema es una gran ayuda para concentrarse. Mientras más aprenda, más le gustará un tema.
  • ADQUIERA NUEVOS HÁBITOS:
    1. Si ha tenido experiencias desagradables con la lectura, lea frecuente y ampliamente temas que le gusten y que lo estimulen, no lea temas que “deberían” interesarle.
    2. Si utiliza la lectura para adormecerse y dormir, trate de leer antes del desayuno, después del almuerzo (después de la digestión), a cualquier hora menos la hora de dormir.
  • HAGA UNA “LECTURA RÁPIDA” (Overview) DE TODO EL MATERIAL ANTES DE LEER: El tener algunos conocimientos previos mejora su concentración. La lectura rápida es un eficiente medio de obtener información.
    1. PASO 1: Lea el título.
    2. PASO 2: Lea la introducción y el resumen.
    3. PASO 3: Lea y entienda el esquema del todo el texto a través de leer los títulos y subtítulos. (Si no existen subtítulos, utilice la oración principal – normalmente es la primera de cada párrafo).
  • ESTABLEZCA OBJETIVOS HACIENDO PREGUNTAS: Hacerse preguntas sobre la base de la lectura rápida y a nuestros objetivos, mejora nuestra concentración al darnos algo que busca. Utilice los títulos, subtítulos y oraciones principales como bases para formular las preguntas.

Por Jorge Arteaga Zambrana

Deja una respuesta